Saltar al contenido

5 alimentos que jamás debes recalentar

Hoy en día muchos trabajadores llevan su comida de casa y recalientan en el microondas. Es la forma diaria de alimentarse de estas personas. El ritmo de vida actual y las jornadas de trabajo les obliga a ello.

Sin embargo, no todos los alimentos se deben recalentar. Hay que tener en cuenta dos motivos:

  • Desde que hacemos la comida el día anterior hasta que llega el momento de recalentarla pueden aparecer gérmenes de una manera más o menos rápida dependiendo de como se conserve el producto.
  • Las proteínas pueden descomponerse durante la cocción por lo que los nutrientes del alimento pueden llegar a desaparecer.

No debemos alarmarnos, si los alimentos se consumen de un día para otro y se almacenan correctamente no deben ser perjudiciales para nuestra salud.

5 alimentos que no se deben recalentar

Sin embargo hay 5 alimentos acreditados por  la Agencia de Seguridad Alimentaria y el Consejo Europeo de Información sobre Alimentación con lo que debemos tener una especial atención:

Pollo

pollo

El Pollo y otras aves de corral son muy propensos a desarrollar bacterias de salmonella, al igual que los huevos.

Al recalentar el pollo en el microondas, el calor no penetra en todas sus partes de manera uniforme, y esto significa que algunas partes se cocinan más rápido que otras por lo que matan las bacterias. Es importante, sobre todo con el pollo, que se dé la vuelta con frecuencia para asegurar un calentamiento por dentro y por fuera.

Por otra parte no es recomendable recalentar este alimento ya que tiene una mayor densidad de proteínas que la carne roja,  cuando se recalienta, las proteínas se descomponen de manera diferente y pueden generar problemas digestivos.

Arroz

bowl-of-rice

Con este alimento, afecta más la forma en la que se almacena que volver a recalentarlo.

Si el arroz se deja reposar a temperatura ambiente, los gérmenes se multiplican de manera fácil y pueden producir toxinas que causan vómitos o diarrea. Recalentar el arroz no nos libra de estos peligros.

Patatas

patatas

Si después de cocinar la patatas se dejan enfriar a temperatura ambiente (sin almacenarlos en una nevera), se pueden dar las condiciones adecuadas para la aparición del botulismo.

El recalentamiento de la patata no siempre mata a esta enfermedad por lo que la conservación de patatas en frío es muy recomendable para evitar problemas.

Setas

setas

Las setas tienen proteínas que pueden ser destruidas por enzimas y microorganismos muy fácil.

Si no se almacenan adecuadamente, las setas pueden deteriorarse rápidamente y causar un malestar estomacal después de recalentar.

Si se almacenan en un refrigerador durante menos de 24 horas, no hay problema para recalentar las setas de nuevo con una temperatura recomendada de 70 C.”

Espinacas y otras hojas de verduras

espinacas

Las espinacas y otras hojas de verduras pueden contener altas concentraciones de nitrato, dependiendo del lugar donde se hayan cultivado.

El nitrato en sí es totalmente inofensivo, pero puede convertirse en nitritos y luego en nitrosaminas las cuales se sabe que son cancerígenas

Estos pueden afectar la capacidad de la sangre para transportar oxígeno y en los niños pequeños puede causar una condición conocida como “síndrome del bebé azul“.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies