Saltar al contenido

Beneficios del ayuno

Los beneficios del ayuno son sorprendentes, nos ayudan a mantenernos sanos y vitales, pero hay que entender como afecta a nuestro organismo y como se ha de realizar.

Beneficios del ayuno para nuestro cuerpo

Lo que se recomienda comunmente y de manera admitida por todos para disfrutar de una buena salud es comer cada tres horas y al menos hacer tres comidas principales,  (además de tentenpiés y aperitivos), siendo  el desayuno la más importante. Es lo que se enseña en la mayoría de colegios, y lo que aconsejan la mayoría de los profesionales médicos. Sin embargo, hay evidencias científicas que dicen lo contrario.

El ayuno no solo consiste en no comer, sino en abstenerse de alimentos de manera consciente y en periodos determinados de tiempo. Esta práctica permite al cuerpo reciclar los nutrientes, renovar y organizar su estructura biológica y metabólica, eliminar los componentes innecesarios, reforzar la inmunidad, mejora la producción de hormonas y rejuvenece los tejidos,  además de aumentar el rendimiento físico y mental. Es la consecuencia biológica de miles de años de evolución.

Esta práctica era parte del desarrollo metabólico de nuestros antepasados, cazadores y recolectores que practicaban el ayuno a menudo, porque no siempre había comida disponible en la naturaleza, y mucho menos cada tres horas. Aún así, la práctica del ayuno siempre ha sido utilizado con fines espirituales, cuando el objetivo es aumentar la percepción sensorial a través de la meditación y la oración. Los médicos de diferentes tradiciones ancestrales conocían los beneficios del ayuno y lo empleaban como una herramienta de regeneración y curación del cuerpo. Los propios animales, cuando se enferman, dejan de comer.

¿Que es el ayuno intermitente?

Los ayunos prolongados, requieren supervisión médica para controlar la reacción del cuerpo. Pero ayunos cortos (el llamado ayuno intermitente) puede ser aplicado por la mayoría de la gente. Es una técnica poderosa, sencilla y práctica que puede transformar su vida. Y no cuesta nada.

El método más asequible y fácil de integrar con flexibilidad en nuestra rutina es el ayuno intermitente. Tiene una duración entre 16 y 24 (incluyendo los periodos de sueño).

En la antigüedad no disponía de alimentos siempre, por lo que se alternaron períodos de gran abundancia,  períodos de escasez y períodos de falta total de alimento. Durante milenios el metabolismo del cuerpo humano se ha adaptado muy bien a estas circunstancias.

Contrariamente a la creencia popular, una persona sana no se siente débil por estar unas cuantas horas sin comer. El cuerpo reacciona muy bien en ausencia de alimentos. Es precisamente en esos momentos cuando el cuerpo está en alerta, al igual que nuestros antepasados necesitaban mas potencia y concentración para conseguir el preciado alimento.

El ayuno es especialmente fácil para aquellos que ya practican una dieta verdaderamente natural, baja en carbohidratos y alta en grasa natural. Para estas personas es extremadamente fácil ayunar: acaba siendo algo natural que no requiere esfuerzo. No puede decirse lo mismo de las personas que consumen hidratos de carbono: pan, arroz, patatas, galletas,… por tanto e primer paso para dominar el arte de ayuno es organizar y compensar la dieta. Por este motivo el ayuno en sí es una práctica que ayuda reeducar los hábitos alimenticios. Es mas fácil elegir las horas al día en las que se puede comer que lo que se va a comer. Este es el primer paso para poder disfrutar de los beneficios del ayuno.

Los hechos científicos

Vale la pena señalar que el ayuno es una práctica que desde el principio de los tiempos es utilizado por casi todos los pueblos y culturas del planeta. Además de los personajes bíblicos conocidos como Jesús, algunos hombres ilustres como Platón, Pitágoras, Gandhi y el alquimista Paracelso  ensalzó sus virtudes, Paracelso bautizó al ayuno como  el “médico interior”.

El ayuno prolongado, tres días o más, puede dar lugar a beneficios más profundos en ciertas aspectos tales como una profunda regeneración y recuperación de varios sistemas del cuerpo. Las investigaciones realizadas por el Dr. Valter Longo demostró que los ayunos de tres o cuatro días, incluso podrían crear un nuevo sistema inmunológico a partir de células madre.

Los beneficios de la restricción calórica  aumenta la longevidad. “Cuanto menos se come, más se vive“.  Numerosos estudios concluyen que los mismos beneficios  se puede lograr mediante el ayuno intermitente.

Ya existe una cantidad de evidencias científicas que demuestran que el ayuno intermitente es una práctica segura y eficaz para mejorar la salud, para perder  peso, grasa, para aumentar la masa muscular y mejora la función cardiovascular, metabólica y cerebral.

Durante el ayuno disminuye la producción de insulina por lo que sensibilidad a la insulina aumenta, esto significa que el cuerpo metaboliza los alimentos de manera más satisfactoria. A través del ayuno intermitente reeducamos al cuerpo a utilizar los alimentos de la manera más eficaz posible. Esto significa que no hay acumulación de grasa y el músculo se incrementa (siempre y cuando se ejerciten los músculos).

a-cup-of-water-904698_960_720

¿Cómo nos afecta el ayuno?

Entonces, ¿qué es el ayuno?. La explicación a la pregunta para que sirve el ayuno es sencilla. Cuando comemos con frecuencia constante, el cuerpo siempre dispone de alimento como fuente de energía, lo que le sobre lo transforma en grasa corporal. En ausencia de la alimentación, el cuerpo utiliza esta grasa almacenada como fuente de energía, lo que se transforma en una pérdida de peso y por tanto en una mejora de la salud del cuerpo.

Los efectos del ayuno también son muy beneficioso para aquellos que hacen ejercicio y quieren mejorar los músculos. Ayunar tras el ejercicio produce un aumento en la hormona del crecimiento (HGH), que estimula el crecimiento muscular y quema grasa. Esta hormona es una de los principales responsables de mantener el cuerpo joven.

Pero los beneficios del ayuno van mucho más allá de la forma física.

Cuando el cuerpo no usa su combustible habitual, el glucógeno, comienza a quemar grasa y recicla los componentes celulares dañados, a este proceso se le llama autolisis inteligente, el cuerpo se recupera más rápido renovando sus sistemas, como por ejemplo el sistema inmunológico. Este es el motivo por el cual los animales cuando están enfermos dejan de comer, para permitir que su cuerpo ahorre la energía empleada en la digestión y así le está obligando a buscar recursos para recuperarse más rápidamente. ¿Has notado que se pierde el apetito cuando se está enfermo?  El motivo es porque el cuerpo necesita el ayuno.

El ayuno intermitente tiene la asombrosa capacidad de reparar las neuronas dañadas y estimular el cerebro para producir nuevas neuronas (neurogénesis). La privación regular de calorías estimula la renovación de las células cerebrales.

Los estudios también señalan que el ayuno ayuda a mejorar los trastornos mentales, disminuye los síntomas de la depresión y la agresividad. Esto puede explicar por qué el ayuno se consideró una práctica sagrada durante miles de años

Es importante decir que no es recomendable hacer ayuno para adelgazar, ya que es un método para hacernos mas sanos, por lo que no debe formar parte de dietas tipo, como bajar de paso en tres días, ni similares

¿Cómo y cuándo hacer ayuno intermitente?

Se recomienda siempre consultar con su médico y/o nutricionista saber como empezar un ayuno. A pesar de que es completamente seguro para adultos sanos, cada persona es única y un poco de control puede ser necesario.

Cuando no ayunar

No recomendado para mujeres que desean quedar embarazadas o en periodo de lactancia.
Precaución si se sufre alguna infección crónica (en algunos casos hay mejoras, probablemente, el ahorro de energía de los procesos digestivos y la activación de la autofagia).
En casos de fatiga crónica.
En un períodos de estrés.
No es recomendable en personas con problemas de sueño.
En casos de problemas estomacales.
En casos de desequilibrios hormonales
Evitar días premenstruales debido a los cambios hormonales suelen cambiar el estado de ánimo. Deben evitarse especialmente durante y después el período menstrual, porque en estos días su cuerpo necesita mejorar la nutrición.

Cuando ayunar

Se recomienda para

Personas que quieren perder peso.
Nivelar la glucosa en sangre.
Dar un descanso al sistema digestivo
Proporcionar un período de regeneración celular.
Mejorar la concentración.
Disminuir la grasa corporal y aumentar la masa muscular (siempre asociada con el ejercicio y una alimentación posterior adecuada).
Mejorar el sistema inmunológico y la salud en general

Hay numerosos estudios que demuestran que no hay riesgo de perder masa muscular con el ayuno intermitente. Los beneficios del ayuno no son solo recuperar la salud y hacernos sentir mas saludables, si lo combinamos con ejercicio multiplicaremos los beneficios del ayuno.

El consejo principal para asimilar los beneficios del ayuno es  concienciarnos de que privarnos de alimento de manera temporal es algo natural para nuestro cuerpo.

Otro consejo: El ayuno es un período extremadamente productivo – permite realizar tareas como estudiar, trabajar, caminar, …. podemos mirar hacia nuestro interior, meditar, silenciar el pensamiento. No pierdas tiempo pensando en la comida o contando las horas para comer de nuevo. Sólo olvídalo. Nuestro cuerpo tiene las reservas que necesita, y puede estar sin comer  manteniéndose con vida durante semanas.

Las investigaciones indican que los beneficios de ayuno se manifiestan tras 16 horas sin comer (14 para las mujeres), por tanto esas 16 horas son generalmente un periodo que ser repetido con frecuencia. Esta es una de las prácticas más comunes de ayuno intermitente: Alimentarse durante ocho horas, y no alimentarse durante dieciséis horas. Si la cena es alrededor de las 20:00 y no se desayuna al día siguiente, ya obtenemos 16 horas sin comer. Para algunas personas es más sencillo no comer por la mañana, y para otrass es mucho más fácil ayunar por la tarde omitiendo la cena. No hay reglas.

Métodos de Ayuno Intermitente

Omitir el desayuno

Ayunar durante 16 horas (14 para las mujeres)  tal como se explicabamos en el ejemplo anterior. Por lo general, los que siguen este patrón se alimenta durante un intervalo de 8 horas (10 para las mujeres), y de 12:00 al 20:00. Es un manera sencilla de ayunar.
Siguiendo el razonamiento de las ventanas, puede reducir las periodos en los que está permitido comer a 6, 4 y hasta 2 horas, aunque logicamente, la dificultad aumenta y puede ser complicado mantener este ritmo sin molestias.

Comer, Ayunar, Comer

Consiste en ayunar 24 horas una vez o dos veces por semana. Solo tienes que elegir uno o dos días por semana, no siempre tiene por qué ser el mismo. Comienza el ayuno tras una comida un vuelvas a comer hasta el día siguiente a la misma hora. Por ejemplo, cenar 20:00 y volver a comer a las 20:00 horas del día siguiente.

El ayuno en días alternos

Como su nombre lo indica, es para comer un día y el otro no, en este caso los periodos de ayuno puede llegar hasta 36 horas. Es un patrón que tiene muchos beneficios, pero es muy difícil de logra por la mayoría.

Comer durante períodos definido

Por ejemplo, sólo de 12:00 al 20:00. Básicamente se salta el desayuno y la cena temprano. Al hacer esto, vamos a tener 16 horas de ayuno (20:00-12:00 al día siguiente).

Importante: Siempre mantenga su cuerpo hidratado. Durante el ayuno no ingerimos calorías. En ayunas se puede beber agua y bebidas como el café y el té (por supuesto sin azúcar).

Ayuno intermitente, fuente de salud
Ayuno intermitente, fuente de salud

EJERCICIO Y AYUNO

Curiosamente, los efectos metabólicos de ejercicio y los beneficios del ayuno intermitente son muy similares:

Los niveles de insulina disminuyen
Aumenta la producción de hormona del crecimiento
Se quema grasa
Aumentan los aminoácidos en el músculo, lo que provoca una renovación y aumentar la masa muscular
Podemos afirmar que el ayuno intermitente es un patrón de dieta que ayuda a nuestro cuerpo a mantenerse en forma y saludable.

Resumen de los Beneficios del Ayuno

Es una forma eficaz de perder grasa corporal
Contribuye a la renovación celular
Estimula el cerebro al crear nuevas neuronas
Disminuye la producción de insulina
Aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que hace que el cuerpo asimilie los alimentos de la manera más efectiva
Reduce el estrés oxidativo (actúa como un anti-oxidante, la protección del cuerpo)
Aumenta la producción de la hormona del crecimiento (realimentación), que promueve el aumento de la masa muscular y contribuye a la salud general del cuerpo
Por lo general, mejora nuestra productividad, al hacernos estar más alerta y concentrados.
Y además ahorra tiempo y dinero.

Insistir por último que antes de enfrentarnos a un periodo de ayudo es muy aconsejable consultar con el médico o nutricionista, cada persona puede reaccionar de manera distinta. Los beneficios del ayuno no son solo la perdida de peso y quema de grasa, no se debe considerar como una dieta del ayuno, sino una manera de mantener nuestro cuerpo saludable y sano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies